Mira aquí la realidad sobre algunos mitos que existen entorno a la Ginecología y el cuidado de la mujer.

Agenda tu cita con nosotros marcando al (442) 1959246

Lo más importante es que la paciente se sienta cómoda, por ello en cada momento explicamos lo que realizaremos, por lo cual no debes tener miedo alguno.
Inicialmente es un proceso de reconocimiento y realización de historia clínica para detectar factores de riesgo. A continuación realizamos un examen mamario y te enseñamos a hacerlo por tu cuenta. Hacemos un ultrasonido de útero y ovarios seguido de una exploración genital, si bien esto último depende de cada paciente.

Asistir al ginecólogo es una medida de salud básica para las mujeres. Se recomienda asistir por primera vez entre los 13 y 15 años, con revisiones anuales a partir de este momento. Como todo proceso es preventivo antes que reactivo, por lo que asistir sólo por enfermedad o embarazo es un mito que debe erradicarse.

No. Es cierto que es un procedimiento incómodo pero no doloroso. Realizado de forma adecuada por un experto este procedimiento no debe ser doloroso, si bien es importante recordar que el umbral de dolor de cada mujer es distinto.

Si bien este no es el método anticonceptivo ideal, definitivamente no causa esterilidad.

La píldora de hecho posee beneficios como que protege contra el cáncer de útero, de ovario y de colon. En general el uso de la píldora no causa ningún aumento de peso, aunque es importante mencionar que todas las mujeres somos diferentes.

El DIU es uno de los métodos más satanizados sin bases contundentes. La realidad es que este método anticonceptivo no hace daño, es efectivo, es seguro y es barato.

Esto tiene más que ver con las condiciones de la mujer y su embarazo. Sin embargo, en un embarazo normal se pueden tener relaciones sexuales.

Todos los medicamentos se clasifican de acuerdo a su riesgo potencial de daño e implican un riesgo; sin embargo, cuando recetamos un medicamento es porque sabemos que el beneficio supera al riesgo. Hay medicamentos que se encuentran prohibidos y hay otros que podemos usar con gran confianza.

La tendencia en pacientes con ovario poliquístico es la oligo-ovulación, esto significa ovular pocas veces al año, sin embargo, muchas pacientes se encuentran mal diagnosticadas. Por lo que no es posible asegurar que los quistes eviten el embarazo.

El ultrasonido vaginal es el estudio ideal durante los primeros meses, aporta más información sobre el embarazo. Es seguro realizarlo ya que el transductor que se utiliza sólo entra a la vagina, no al útero. Por otro lado, el tacto vaginal nos da información sobre la consistencia y longitud del cuello de la matriz; en manos del experto es un procedimiento seguro.

La menopausia es el comienzo de una nueva etapa que ocupa casi la tercera parte de la vida femenina. Por otra parte, se plantea que el climaterio, es decir el periodo de transición, es una etapa que deja abierta las puertas al disfrute de una nueva forma de vida que debe cursar con menos tensión y menos carga.

Las hormonas son una maravilla si las utilizamos adecuadamente. No obstante para su uso adecuado es importante determinar qué pacientes, en qué momento y qué tipo de hormona deben usar. Es decir, las hormonas pueden ser benéficas siempre que se realice el estudio adecuado por un experto antes de usarlas.